Diferencias teológicas entre los ritos católicos?

(Abajo está la traducción de  Theological Differences between Catholic Rites on this website.)

Este texto es un extracto de: Doctrina/ De Oriente a Occidente.
(
Vea la dirección de Internet abajo.)

¿Es verdad que en las Iglesias Católicas Orientales se permite tener expresiones teológicas (puntos de vista teológicos) diferentes? y si esto es así, ¿qué implica?

No hay duda que esto es cierto. En las Iglesias Católicas Orientales no solo está permitido diferir, sino que son animados activamente, a cultivar sus muy propias expresiones teológicas. Los católicos orientales, aunque íntegramente católicos, y en comunión con el Papa, difieren en varios aspectos, además de en lo litúrgico. Nosotros también tenemos una tradición espiritual única, así como un enfoque teológico único.

Aunque estamos de acuerdo en lo fundamental de la doctrina, nosotros enfocamos la doctrina de una forma muy diferente – desde la perspectiva de Oriente. Mientras que la Iglesia Occidental, tradicionalmente ha formulado su doctrina en los términos de la Escolástica Teológica Latina, nosotros nos apoyamos casi exclusivamente, en la Teología de los Padres de la Iglesia Oriental. Y en lugar de que esta diferencia rompa la unidad de la Iglesia, expresa con mayor claridad, la verdadera UNIVERSALIDAD, de la Iglesia de Cristo.

Esto fue proclamado, -con autoridad- por el II Concilio Vaticano:

“Todos en la Iglesia deben preservar la unidad en lo esencial. Pero también que todos, de acuerdo a los dones que han recibido, gocen de una apropiada libertad en las variadas formas de vida espiritual y disciplina, en sus ritos litúrgicos diferentes, y aún en sus elaboraciones teológicas de la verdad revelada.” UNITATIS REDINTEGRATIO, num.4

Hasta aquí el extracto de: Doctrina/ De Oriente a Occidente

Ciertamente el Opus Dei, siendo la primera prelatura Romana, aprobada por el Vaticano, tiene perspectivas teológicas diferentes del Vaticano II, de las tradicionales de la Teología de la Iglesia del Rito Romano

Dado lo anterior es perfectamente razonable, que un Rito/Iglesia Vaticano II, con sus perspectivas teológicas diferentes, pueda co-existir, con los otros 22 Ritos/Iglesias no Romanas, en unión con Roma.

(Nuestra más profunda gratitud a Luisa Maria Rivera por su fina traducción profesional de este artículo.)

¿NOS ATREVEREMOS LOS CATÓLICOS A CREER DE OTRA MANERA, A REORIENTAR NUESTRA FE?

Abajo está la traducción de “Dare we Catholics Believe Differently?” on this website.

¿O quizá, aún no hemos entendido la naturaleza o grado de cambio al que él Espíritu Santo nos pidió y contInua ´pidiéndonos a partir del Concilio Vaticano II?

Algunos católicos ven las últimas décadas desde una perspectiva distinta… una erosión de la fé en nuestras doctrinas.

Pero otros ven el Vaticano II como un don del Espiritu Santo, un llamado de Dios que nos pide renovar nuestros puntos de vista de la doctrina… y si éste fuera el caso, hay necesidad de deconstruir en profundidad “cómo eran nuestras creencias antes y como quizá lo sigan siendo hasta el día de hoy”

DECONSTRUCCIÓN DE LA FÉ CATÓLICA

HASTA LLEGAR A LOS FUNDAMENTOS DE NUESTRA FÉ,

ABANDONANDO

CREENCIAS ATESORADAS DE LA DOCTRINA

CON EL FIN DE LLEGAR HASTA LA RAIZ Y

A SU APLICABIULIDAD EN NUESTRO TIEMPO

No se trata de cambiar o quebrantar la teología del Rito Romano,
la cual mantiene a la institución focalizada, en la certeza y seguridad, del día a día en el mundo, sino manteniendo una teología amigable en su unión con Roma…
…desde la perspectiva de un mundo en constante proceso de adaptación, ante los sucesivos cambios;
…que cada teología cuestione a la otra en nuestra Fé diversa en Jesús, el Cristo y nuestra proclamación al mundo, de la Buena Nueva.

Fé diversa, que habla desde dos perspectivas diferentes 

  • El Catolicismo del Rito Romano habla desde la perspectiva de una “fuerza poderosa”, de un Dios jerárquico, inmutable, omnisciente, todopoderoso, que lo sabe todo, que está en todas partes, un dios que diseñó el universo conforme a su voluntad.
  • El Catolicismo Rito Vaticano II, habla desde la perspectiva de la fuerza “débil” de un Dios, que llama y promete, pero no ordena, espera una respuesta pero no la exige. El Nombre de este Dios contiene un evento que nos dilata, más allá de lo que sabemos, o tenemos certeza, de hacia dónde debemos ir,
    hacia un orden distinto del jerarquico, (quizá es la teoría del orden interno del caos).

…un Dios que se mantiene “ un paso atrás”, y que nos que revela lo mucho que tendemos a apoyarnos en la fuerza y en el poder

… una voluntad divina que modela y solicita el perdón, la hospitalidad y el amor al otro: el factor determinante de quién descubre o “entra” en el Reino de Dios.

Muchas gracias a Luisa Maria Rivera por su traducción de este artículo!

Ver, compartir, descargar:  Explorando el Camino Del Concilio al Nuevo Rito:

Documento de posición:  Para resolver la polarización iglesia

Por favor comparta sus pensamientos!

Sisters Lea and Consilia
https://ritebeyondrome.com

 

 

 

 

UN NUEVO ESTILO EN EL MINISTERIO, PERO, ¿SIN UNA NUEVA DOCTRINA?

This article is a translation of our reponse to “A new style of ministry, but no new doctrine? by Massimo Faggioli” at   https://wordpress.com/post/ritebeyondrome.com/2692


Fuente Oficial del Vaticano Amoris Laetitia, demanda un nuevo estilo de ministerio, no así el de una nueva doctrina :  Vatican official: Amoris Laetitia calls for new style of ministry, but no new doctrine : News Headlines | Catholic Culture
Encabezado de la sección de noticias de Cultura Católica.

“Está claro que un nuevo estilo eclesial está siendo necesario. Este nuevo estilo requiere el entender una variedad de situaciones, que tenemos que atender”, dijo el Arzobispo Vicenso Paglia, presidente del Pontificio Consejo para la Familia.

Nuestra respuesta:

¿Se trata únicamente de ésto? ¿Un cambio de estilo eclesial?

¿Sé bondadoso con los católicos y multitudes de ellos regresarán a la Iglesia?

Esto suena como los comentaristas de noticias durante las elecciones en los Estados Unidos, en cuyos comentarios parece ser que lo más importante es la compostura y el estilo, más que la verdad y los hechos.

Para los católicos, la DOCTRINA es la verdad y los hechos (al menos se supone que así debe ser)… por lo tanto deberíamos tener una doctrina en línea con el Concilio Vaticano II… en línea con la orientación hacia Dios del Vaticano II y otros aspectos… si realmente queremos que el Vaticano II haga una contribución sustancial al mundo moderno.

El Rito Católico Romano le da inmutabilidad y permanencia a la Iglesia, en la creencia que estos son dones de Dios.

“Un nuevo estilo ministerial” le hará un gran servicio al Rito Católico Romano, suavizando las heridas infligidas a algunos individuos en el pasado y confortando a aquellos que anhelan, en un mundo cambiante, estabilidad.

Por el contrario, el Catolicismo Vaticano II honra el aggiornamento (“el acto de poner al día algo, para responder o cubrir necesidades actuales”) como un regalo del Espiritu Santo.

Este aggiornamento es, para los Católicos del Vaticano II, algo más que la sola puesta al día del estilo ministerial o el incorporar el internet como un medio evangelizador.

Un nuevo estilo del ministerio no es suficiente aggiornamento para los católicos del Vaticano II.

Para muchos católicos su percepción de: los hechos científicos, del universo, la sexualidad humana, el cambio climático, etc. ha cambiado de forma significativa a partir del Concilio Ecuménico Vaticano II, efectuado en 1962 a 1965.

Para lograr actualizar un aggiornamento en toda su profun didad, la Iglesia Católica necesita una Iglesia Católica Rito Vaticano II, en unión con Roma.

El aggiornamento Rito Vaticano II significa transvalorar el centro de las creencias y prácticas católicas…

                        en gran parte parecido a lo que sucedió con el Judaismo cuando tuvo que transvalorarse a si mismo, después de la destrucción del Templo en el año 70. La destrucción permanente del templo, requirió del Judaismo algo más que una simple revisión de su Teología y prácticas orientadas hacia el Templo y el Sumo Sacerdote.

La destrucción del Templo Judio demandó una total re-construcción del corazón de su teología y de sus prácticas en el hogar, en la Sinagoga y del Sabbath, así como la experiencia de la “nueva presencia de Dios”

Requirió de lo que Jacob Neuser, -autor de numerosos trabajos sobre la historia del Judaismo- llama TRANSVALUTION, “Todo tuvo que ser re-clasificado de acuerdo a la nueva información”… desde valores e interpretación de la historia, hasta la práctica sin precedentes de su relectura de símbolos establecidos de una manera fresca y sorprendente.

Cuando Mathew Fox le responde al Obispo Spong sobre sus “12 Principios y el futuro de la Religión”, él escribe sobre la transvaluación en los términos de la orientación del Vaticano II.
http://progressivechristianity.org/resources/responding-to-bishop-spongs-12-principles-and-thefuture-of-religion

El catolicismo Rito Romano no desea ni necesita una transvaluación doctrinal, mientras que el catolicismo Rito Vaticano II lo necesita desesperadamente.

¿Está usted de acuerdo? ¿O en desacuerdo?

Sisters Lea y Consilia
Y muchas gracias a Luisa Maria Rivera por su traducción de este artículo!
https://RiteBeyondRome.com