REFORMAR EL CATOLICISMO ROMANO, ¿ES UNA ALTERNATIVA RACIONAL?

Abajo está la traducción de “Reform Roman Catholicism, A Rational Alternative?” on this website.

Pobre del Papa Francisco, con sus manos atadas por la interpretación literal sobre la posibilidad de ordenar mujeres, LGBT, comunión para las mujeres divorciadas, y otros problemas.

Como Patriarca del Rito Romano de la Iglesia Católica, está atrapádo entre una roca y un lugar duro. Antiguas interpretaciones del liderazgo papal, cimentadas en el modelo de dominio monárquico/masculino, con su considerable apoyo económico.

  • La percepción actual del liderazgo, arraigada en una conciencia cultural, que rechaza los modelos monárquicos y prefiere la unidad democrática.

Cuan irónico resulta que “Católicos por una Reforma”, con una orientación democrática, sostengan que el Papa Francisco debe hablar como un monarca y ordenarle al Rito Romano que cambie.

De igual modo parece asaz extraño que los católicos a favor de la Reforma, expresen una gran satisfacción cuando el Papa Francisco baja de puesto o despide a Romanistas ultra-conservadores, ¿o no?

¿Qué acaso este catolicismo reformista no acabará promoviendo la posición: “echar fuera toda la oposición”, llevando finalmente a un enfoque de uniformidad? Posición que los Católicos reformistas le han criticado por mucho tiempo a los Católicos Romanistas, por utilizar contra el Vaticano II a Cardenales, Obispos y Pastores.

A pesar de que la posición Católica Romana es, por tradición, contra los cambios, los católicos con una mentalidad abierta a la reforma, se consuelan pensando que el Catolicismo Romano eventualmente cambiará, aún si ellos no vivirán para ver esos cambios.

Hace alrededor de mil años, el Catolicismo del Rito Romano no pudo forzar a las Iglesias Católicas Orientales a aceptar y practicar las interpretaciones Católicas Occidentales de la teología, el gobierno y la liturgia. Ante esta situación, trabajaron para lograr un acuerdo.

El acuerdo logrado funcionó para mantener la unidad entre el Oriente y el Occidente. Puede ser que usted considere o llame este acuerdo una “Política de Tolerancia”, que le permite al Rito/Iglesia Oriental, diferencias tales como la de los sacerdotes casados o un gobierno colegial, si ellos prometían reconocer al Patriarca de Roma como cabeza de la Iglesia Católica.

Esta tradición de “tolerancia amistosa”, ha sido recientemente aplicada en el caso del Rito/Iglesia Anglicana Católica, que promete unión con el Papa como Patriarca de Roma. ENTONCES, ¿Por qué si hay un disentimiento en lo que se refiere a la ordenación de las mujeres y en otros temas, no puede nuestra Iglesia resolver este disentir, mediante su antigua política de “Tolerancia”… Rito Romano tolerancia del Rito/Iglesia Vaticano II, con sus interpretaciones y prácticas distintas de la Teología, gobierno y Liturgia?  ¿Por qué no?

¿Seremos capaces los católicos de atrevernos a creer en algo diferente?

Muchas gracias a Luisa Maria Rivera por su traducción de este artículo!

 

 

UN NUEVO ESTILO EN EL MINISTERIO, PERO, ¿SIN UNA NUEVA DOCTRINA?

This article is a translation of our reponse to “A new style of ministry, but no new doctrine? by Massimo Faggioli” at   https://wordpress.com/post/ritebeyondrome.com/2692


Fuente Oficial del Vaticano Amoris Laetitia, demanda un nuevo estilo de ministerio, no así el de una nueva doctrina :  Vatican official: Amoris Laetitia calls for new style of ministry, but no new doctrine : News Headlines | Catholic Culture
Encabezado de la sección de noticias de Cultura Católica.

“Está claro que un nuevo estilo eclesial está siendo necesario. Este nuevo estilo requiere el entender una variedad de situaciones, que tenemos que atender”, dijo el Arzobispo Vicenso Paglia, presidente del Pontificio Consejo para la Familia.

Nuestra respuesta:

¿Se trata únicamente de ésto? ¿Un cambio de estilo eclesial?

¿Sé bondadoso con los católicos y multitudes de ellos regresarán a la Iglesia?

Esto suena como los comentaristas de noticias durante las elecciones en los Estados Unidos, en cuyos comentarios parece ser que lo más importante es la compostura y el estilo, más que la verdad y los hechos.

Para los católicos, la DOCTRINA es la verdad y los hechos (al menos se supone que así debe ser)… por lo tanto deberíamos tener una doctrina en línea con el Concilio Vaticano II… en línea con la orientación hacia Dios del Vaticano II y otros aspectos… si realmente queremos que el Vaticano II haga una contribución sustancial al mundo moderno.

El Rito Católico Romano le da inmutabilidad y permanencia a la Iglesia, en la creencia que estos son dones de Dios.

“Un nuevo estilo ministerial” le hará un gran servicio al Rito Católico Romano, suavizando las heridas infligidas a algunos individuos en el pasado y confortando a aquellos que anhelan, en un mundo cambiante, estabilidad.

Por el contrario, el Catolicismo Vaticano II honra el aggiornamento (“el acto de poner al día algo, para responder o cubrir necesidades actuales”) como un regalo del Espiritu Santo.

Este aggiornamento es, para los Católicos del Vaticano II, algo más que la sola puesta al día del estilo ministerial o el incorporar el internet como un medio evangelizador.

Un nuevo estilo del ministerio no es suficiente aggiornamento para los católicos del Vaticano II.

Para muchos católicos su percepción de: los hechos científicos, del universo, la sexualidad humana, el cambio climático, etc. ha cambiado de forma significativa a partir del Concilio Ecuménico Vaticano II, efectuado en 1962 a 1965.

Para lograr actualizar un aggiornamento en toda su profun didad, la Iglesia Católica necesita una Iglesia Católica Rito Vaticano II, en unión con Roma.

El aggiornamento Rito Vaticano II significa transvalorar el centro de las creencias y prácticas católicas…

                        en gran parte parecido a lo que sucedió con el Judaismo cuando tuvo que transvalorarse a si mismo, después de la destrucción del Templo en el año 70. La destrucción permanente del templo, requirió del Judaismo algo más que una simple revisión de su Teología y prácticas orientadas hacia el Templo y el Sumo Sacerdote.

La destrucción del Templo Judio demandó una total re-construcción del corazón de su teología y de sus prácticas en el hogar, en la Sinagoga y del Sabbath, así como la experiencia de la “nueva presencia de Dios”

Requirió de lo que Jacob Neuser, -autor de numerosos trabajos sobre la historia del Judaismo- llama TRANSVALUTION, “Todo tuvo que ser re-clasificado de acuerdo a la nueva información”… desde valores e interpretación de la historia, hasta la práctica sin precedentes de su relectura de símbolos establecidos de una manera fresca y sorprendente.

Cuando Mathew Fox le responde al Obispo Spong sobre sus “12 Principios y el futuro de la Religión”, él escribe sobre la transvaluación en los términos de la orientación del Vaticano II.
http://progressivechristianity.org/resources/responding-to-bishop-spongs-12-principles-and-thefuture-of-religion

El catolicismo Rito Romano no desea ni necesita una transvaluación doctrinal, mientras que el catolicismo Rito Vaticano II lo necesita desesperadamente.

¿Está usted de acuerdo? ¿O en desacuerdo?

Sisters Lea y Consilia
Y muchas gracias a Luisa Maria Rivera por su traducción de este artículo!
https://RiteBeyondRome.com

Las Interpretaciones literales y poéticas del Catolicismo, ¿son la división real?

Translation of “Literal & Poetic Interpretations of Catholicism, the real split?” https://wordpress.com/post/ritebeyondrome.com/3071

Por demasiado tiempo no le hemos entrado a la tarea de transvalorar (ver Nota abajo) las doctrinas más importantes, que -por tanto tiempo- le han provisto a nuestra Fé de Estructura y significado.
¿Será posible que nuestras doctrinas católicas han estado guardadas y encerradas de tal manera que, gradualmente han disminuido su habilidad para desarrollar la plenitud de su espíritu,
en cada etapa de la modernidad,
culminando en el rechazo tan evidente, hoy en día, del Catolicismo?

Varios Teólogos lo han expresado diciendo que necesitamos
la teología “correcta”.
También necesitamos transvalorarla (ver Nota) y no diluirla
en cada nueva época-

Por supuesto que el problema se encuentra en saber cuál es
la “teología correcta”
Y cual es el vehículo para la Fé, que nos ha conducido hasta el Siglo XXI.
Existen, y siempre existirán, grandes diferencias de opinión
sobre esta cuestión.

Sin embargo hoy en día, es demasiado grande el número de personas que no aceptan la esencia de un cristianismo basado en la versión literal de
“murió por nuestros pecados”,
que para muchos sigue siendo sagrada.
Este rechazo de una comprensión teológica en la Iglesia Católica de hoy,
está sucediendo en otras denominaciones cristianas.

Hay una separación, una hendidura entre las versiones literal y poética
del catolicismo,
como lo ha documentado a fondo el filósofo/teólogo John D. Caputo
en sus libros RELIGIÓN SIN RELIGIÓN, LAS DEBILIDADES DE DIOS,
y LA INSISTENCIA DE DIOS.

¿Será posible que existan dos interpretaciones diferentes, ambas válidas,
de nuestra fé católica?
… ¿y no solamente “continuidad y ruptura?
El Vaticano II dirigió nuestra mirada en la dirección poética,
conservando la hermenéutica literal.
¿Será que necesitamos en la Iglesia de hoy, de las dos interpretaciones, literal y poética, tanto de la Teología, del gobierno y de la liturgia?
… aún si esto implicaría “permitir” (o acaso “fomentar”) el desarrollo de un nuevo rito en nuestra Iglesia,
la cual ha logrado “permitir” la existencia de otros 22 ritos, en unión con
el Rito Romano de la Iglesia de Jerusalem, de los Santos Pedro y Pablo
y los primeros cristianos?

Nota; Transvalorar significa lo siguiente: “Representar o evaluar algo, a partir de un nuevo principio, provocando su reevaluación de una forma diferente… … con el “nuevo principio” que es fruto del trabajo del Espíritu Santo en el Vaticano II y en el muindo,

Las Hermanas Lea y Consilia dan la bienvenida a sus comentarios e igualmente a un “me gusta”, si desean decirlo así.

Ver : Documento de Posición (Position Paper)
Resolving Polarization of Vatican II and Roman Catholic Visions

Muchas gracias a Luisa Maria Rivera por su traducción de este artículo!

¡No existe un Ritual del Vaticano II! Qué pérdida para el mundo Y la Iglesia!

(Translation of RITE BEYOND ROME document  No Vatican II Rite! What Loss to World & Church)

¡No existe un Ritual[1] del Vaticano II!…Qué pérdida para el mundo y la Iglesia!

Vaya, ¿querrá decir esto que el Concilio Vaticano II, sólo fue uno más de esos Concilios de la Iglesia?

No es así. Este Concilio fue obviamente un Concilio muy peligroso, porque pudo haber cambiado la Iglesia de hoy y el Mundo, si no hubiese sido percibido como una amenaza para el Ritual Romano del Catolicismo.

“Eviten que cause una ruptura en la Iglesia”, ha sido la preocupación central de todos los Papas post-Concilio Vaticano II. “Espiritualícenlo… sumérganlo en el Ritual Romano y todos estaremos mejor así.

El Papa Francisco ha tomado una dirección distinta: al enfocarse en: ayudar a los pobres y alejarse de cambios doctrinales que constriñen la estructura jerárquica Romana, su estrategia está encaminada a socializar el Vaticano II..

¿Acaso el mundo está hoy mejor, sin la completa implementación del Vaticano II y su consecuente nuevo Ritual Católico con su apertura, versus un sistema cerrado de acercamiento al Mundo y a la Iglesia?

 Veamos… ¿tendríamos…

Un fracaso masivo de la conciencia cristiana, ante la respuesta mundial a la crisis global de los inmigrantes… una crisis similar a la experimentada por la conciencia cristiana durante el Holocausto, un fracaso moral, que incluyó la introducción de armas nucleares… Estas fueron algunas de las razones de peso que llevaron a convocar el Segundo Concilio Vaticano.

Si en los 80’s hubiera surgido del Concilio un Ritual Vaticano II, ¿estaríamos involucrados hoy en día, en los siguientes fenómenos globales/nacionales?

  • ¿Un incremento considerable de las guerras étnicas y religiosas?
  • ¿Nuevo aumento de: un racismo descarado, anti-semita y xenófobo?
  • ¿Nuevos candidatos favoritos nacionalistas, con anti-xyz posturas fascistas?
  • ¿La regresión, en el llamado Primer mundo, hacia un nacionalismo egocéntrico y amante de las denominaciones?
  • ¿Cabildeo de las grandes Corporaciones en contra de: medidas de control para no afectar el clima, regulación de los procesos bancarios, programas domésticos?

¿Está la Iglesia en un mejor estado, por haberse resistido al movimiento del Vaticano II hacia un cambio en el paradigma de su teología, gobierno y liturgia?

    Veamos… ¿Se habrían dado los siguientes hechos?

  • Una resistencia fuerte y prolongada de parte del clero y de la alta Jerarquía para rendir cuentas responsablemente de los abusos sexuales.
  • Una ruptura conservadores/liberales dentro de la Iglesia, con separaciones en las parroquias, en las comunidades religiosas y en las familias.
  • Una pérdida, sin precedentes, de católicos practicantes y comprometidos con sus parroquias que aún continua, -y a nivel mundial-, y que incluye la pérdida de vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa… así como la pérdida de mujeres ordenadas para el ministerio.

Según lo expresado por el Cardenal Kasper: “No solo no hemos implementado en su totalidad el Concilio, sino que tampoco hemos recibido los documentos post-conciliares; continúan sin tener efecto o resultados. Estamos en un punto muerto. (Cardenal Kasper , ORIGENS, 2 de Julio de 2015, Volumen 45 num.9, Vaticano II: Hacia una Unidad Multifacética)

 Existe una resistencia hacia el Concilio Vaticano II, porque propone un cambio tal en la perspectiva del Catolicismo Romano… por lo tanto:

… para lograr ser de nuevo una influencia moral eficaz en el mundo moderno.

Necesitamos con urgencia un Ritual del Vaticano II?

… al lado de los 23 Rituales Católicos diferentes,

… un Ritual Vaticano II para estar fraternal y Sororalmente en unión con Roma?

Piénsenlo!

 [1] La palabra Ritual (Rite en Inglés) se entiende como la herencia Litúrgica, Teológica, espiritual y disciplinaria, que es distinta, dependiendo de la cultura y las circunstancias históricas de los pueblos, y encuentra su expresión en la forma autónoma de vivir su fé, de cada Iglesia.

Muchas gracias a Luisa Maria Rivera por su traducción de este artículo!