“La Iglesia en la era de Trump: ¿Catolicismo o Americanismo?” … o, ¿algo distinto?

Abajo está la traducción de “The Church in the Trump Era: Catholicism or Americanism?”…or Something Else?” on this website.

En respuesta al artículo de Massimo Faggioli: “La Iglesia en la era de Trump: ¿Catolicismo 0 Americanismo?”, publicado el 14.XI.16 en: international.la-croix.com

Massimo Faggioli escribe, “Existe un problema de polarización política y cultural en la Iglesia (Norte Americana)” y precisa, “este problema va más allá de los Obispos e incluye a: algunos Teólogos norteamericanos, colegios y universidades Católicas, así como a laicos organizados en Asociaciones tales como los Caballeros de Colón.”

Cuando Massimo escribe esto sobre la Iglesia Católica Norteamericana, está a punto de identificar por su nombre al brazo neoconservador Católico con más influencia, incrustado en las áreas teológica y financiera de la Iglesia Católica a NIVEL MUNDIAL, desde el Vaticano hasta las parroquias: el Opus Dei.

El Opus Dei se fundó en 1930 y desde entonces se ha extendido a 16 países. En 1982, el Papa Juan Pablo II creó un nuevo estatus jurídico para este grupo neoconservador conformado por clérigos y laicos: la “personal prelatura” como un reconocimiento especial canónico, otorgado por la Iglesia Católica Romana. Como tal, declara que evita involucrarse en la política en sus prédicas y en sus actividades; pero al mismo tiempo otras fuentes afirman que su misión es infiltrarse en las esferas más altas del poder político, financiero y cultural. Otro grupo revisionista y neoconservador es la tradicionalista Sociedad de San Pio X, a la que el Papa Benedicto XVI le ofreció el estatus de “personal prelatura”.

El Opus Dei ha venido desarrollando una fuerte campaña de reclutamiento entre jóvenes profesionales, prospectos para el seminario y estudiantes de estudios superiores en USA y otros países desde antes de 1995. Ver el artículo sobre este tema en el America Magazine: http://www.americamagazine.org

Es muy probable que este bastión neo-conservador y de un Catolicismo revisionista haya tenido algo que ver con:

  • La relación neo-conservadora de los Obispos de USA con el Papa Francisco
  • La relación neoconservadora de los católicos estadounidenses hacia sus gobernantes

Sin olvidar que la bien organizada prelatura papal Opus Dei lleva a cabo su trabajo en numerosos países, además de en USA

  • Podría ser esta la razón del incremento de movimientos políticos neoconservadores en otros países.

Massimo dice: “Una pregunta dramática y urgente para los católicos en este gran país… en lo profundo del corazón del futuro de la Iglesia en los Estados Unidos, es la elección fundamental entre ser una Iglesia Romana en Norteamérica, o una Iglesia Católica Americanista.”

Muchas gracias a Luisa Maria Rivera por su traducción de este artículo!

Traducción en Inglés de este post de rito más allá de Roma incluye este párrafo:
“There could be a third choice here, no?   Since Roman Catholicism, beginning with the USA, is increasingly coming to be defined by revisionist neo-conservative movements of the Roman Catholic Church, shouldn’t the U.S. and Catholics worldwide have the choice to be part of a Vatican II Rite in union with Rome, yet more open to the world?”

UN NUEVO ESTILO EN EL MINISTERIO, PERO, ¿SIN UNA NUEVA DOCTRINA?

This article is a translation of our reponse to “A new style of ministry, but no new doctrine? by Massimo Faggioli” at   https://wordpress.com/post/ritebeyondrome.com/2692


Fuente Oficial del Vaticano Amoris Laetitia, demanda un nuevo estilo de ministerio, no así el de una nueva doctrina :  Vatican official: Amoris Laetitia calls for new style of ministry, but no new doctrine : News Headlines | Catholic Culture
Encabezado de la sección de noticias de Cultura Católica.

“Está claro que un nuevo estilo eclesial está siendo necesario. Este nuevo estilo requiere el entender una variedad de situaciones, que tenemos que atender”, dijo el Arzobispo Vicenso Paglia, presidente del Pontificio Consejo para la Familia.

Nuestra respuesta:

¿Se trata únicamente de ésto? ¿Un cambio de estilo eclesial?

¿Sé bondadoso con los católicos y multitudes de ellos regresarán a la Iglesia?

Esto suena como los comentaristas de noticias durante las elecciones en los Estados Unidos, en cuyos comentarios parece ser que lo más importante es la compostura y el estilo, más que la verdad y los hechos.

Para los católicos, la DOCTRINA es la verdad y los hechos (al menos se supone que así debe ser)… por lo tanto deberíamos tener una doctrina en línea con el Concilio Vaticano II… en línea con la orientación hacia Dios del Vaticano II y otros aspectos… si realmente queremos que el Vaticano II haga una contribución sustancial al mundo moderno.

El Rito Católico Romano le da inmutabilidad y permanencia a la Iglesia, en la creencia que estos son dones de Dios.

“Un nuevo estilo ministerial” le hará un gran servicio al Rito Católico Romano, suavizando las heridas infligidas a algunos individuos en el pasado y confortando a aquellos que anhelan, en un mundo cambiante, estabilidad.

Por el contrario, el Catolicismo Vaticano II honra el aggiornamento (“el acto de poner al día algo, para responder o cubrir necesidades actuales”) como un regalo del Espiritu Santo.

Este aggiornamento es, para los Católicos del Vaticano II, algo más que la sola puesta al día del estilo ministerial o el incorporar el internet como un medio evangelizador.

Un nuevo estilo del ministerio no es suficiente aggiornamento para los católicos del Vaticano II.

Para muchos católicos su percepción de: los hechos científicos, del universo, la sexualidad humana, el cambio climático, etc. ha cambiado de forma significativa a partir del Concilio Ecuménico Vaticano II, efectuado en 1962 a 1965.

Para lograr actualizar un aggiornamento en toda su profun didad, la Iglesia Católica necesita una Iglesia Católica Rito Vaticano II, en unión con Roma.

El aggiornamento Rito Vaticano II significa transvalorar el centro de las creencias y prácticas católicas…

                        en gran parte parecido a lo que sucedió con el Judaismo cuando tuvo que transvalorarse a si mismo, después de la destrucción del Templo en el año 70. La destrucción permanente del templo, requirió del Judaismo algo más que una simple revisión de su Teología y prácticas orientadas hacia el Templo y el Sumo Sacerdote.

La destrucción del Templo Judio demandó una total re-construcción del corazón de su teología y de sus prácticas en el hogar, en la Sinagoga y del Sabbath, así como la experiencia de la “nueva presencia de Dios”

Requirió de lo que Jacob Neuser, -autor de numerosos trabajos sobre la historia del Judaismo- llama TRANSVALUTION, “Todo tuvo que ser re-clasificado de acuerdo a la nueva información”… desde valores e interpretación de la historia, hasta la práctica sin precedentes de su relectura de símbolos establecidos de una manera fresca y sorprendente.

Cuando Mathew Fox le responde al Obispo Spong sobre sus “12 Principios y el futuro de la Religión”, él escribe sobre la transvaluación en los términos de la orientación del Vaticano II.
http://progressivechristianity.org/resources/responding-to-bishop-spongs-12-principles-and-thefuture-of-religion

El catolicismo Rito Romano no desea ni necesita una transvaluación doctrinal, mientras que el catolicismo Rito Vaticano II lo necesita desesperadamente.

¿Está usted de acuerdo? ¿O en desacuerdo?

Sisters Lea y Consilia
Y muchas gracias a Luisa Maria Rivera por su traducción de este artículo!
https://RiteBeyondRome.com